¿Cómo prevenir que la información de las empresas corra peligro? 

Últimamente es muy común toparnos en las noticias, con información relacionada a conflictos armados entre naciones o ciudades. Guerras que, por intereses políticos, económicos, territoriales o de otra índole, terminan encarnando una ola masiva de ataques que, en una enorme mayoría de casos, involucran a terceros que nada tienen que ver con dicho problema.

No obstante, no resulta tan frecuente que al hablar de ataques, éstos refieran a ofensivas operadas desde una computadora, cuyo objetivo sea otra computadora. Aunque en los últimos años organizaciones de piratas informáticos o hackers a nivel mundial, hayan logrado que la humanidad tenga más presente este tipo de acontecimientos.

El pasado viernes 12 de mayo, empezó lo que varios expertos han considerado, el mayor ataque informático de todos los tiempos, generando inconvenientes más serios que solo darles horas extras a los encargados de la seguridad informática de algunas empresas. El colapso de plataformas digitales de entidades de salud en países como Reino Unido, ha sido uno de los problemas con mayor repercusión, considerando que cerca de dieciséis hospitales se vieron perjudicados al tener que suspender citas programadas o desviar la ruta de sus ambulancias. Otra de las empresas que ha sufrido el ataque de manera altamente perjudicial, ha sido Telefónica. La multinacional española de telecomunicaciones, fue uno de los primeros blancos del ataque, y el que ayudó a que el mundo se enterara en pocas horas de lo que estaba pasando en ese momento.

Horas después, se hablaba de cincuenta mil computadoras, cientos de empresas y setenta países se habían visto afectados con la presencia de un “Ransomware” llamado Wanna Cry, más concretamente la nueva versión “WanaCrypt0r 2.0”. Este software opera bloqueando el acceso a la información del equipo, con el fin de exigir un pago por recuperar dicho acceso. En este caso, trescientos dólares por computador.

Por fortuna de usuarios Mac, este virus solo ha afectado equipos Windows, nada extraño, ciertamente. No obstante, tener un equipo Windows no es sinónimo de ser un blanco fácil para estos ciberataques; al menos no debería serlo si tenemos en cuenta las dos recomendaciones para evitar y detectar si podemos ser víctimas de estos ataques.

  1. Instalar las actualizaciones de seguridad de Windows. Este virus se vale de la vulnerabilidad del sistema de seguridad para filtrarse en el equipo.

2. Instalar Anti Ransom: Afortunadamente existe un programa capaz de detectar y contrarrestar el ataque de Ransomwares.

Seguramente estarás sospechando, que además de estas dos sugerencias, existen otro tipo de procesos que pueden ayudarte a navegar de manera más segura y poner tus datos a salvo, si es así, estás en lo cierto. Hay requisitos de seguridad mínimos que se deben tener en cuenta cuando el uso de internet es habitual en nuestra vida y, sobre todo, en nuestro negocio learn more. Por eso hemos diseñado un curso práctico de seguridad informática, donde podrás saber qué riesgos existen tras el uso de tecnologías digitales, y conocer los protocolos de seguridad para poner tus archivos a salvo.

Accede a nuestro curso dando clic a la siguiente imagen.

Suscríbete en nuestro Newsletter

Suscríbete en nuestro Newsletter

Mas de 7.000 empresarios, inversionistas, expertos en innovación y emprendedores han asistido a nuestros eventos. Inscribete y recibe más información.

Te has suscrito exitosamente a nuestro newsletter. Gracias, estaremos en contacto contigo.

Pin It on Pinterest

Share This